lunes, 22 de mayo de 2017

¡Ni lo sueñes!


Tras una lesión en el campo de juego, Rubén, uno de los mejores futbolistas del momento, será trasladado al hospital. Allí, será donde conozca a Daniela que será la fisioterapeuta que se hará cargo de su lesión. Ambos no se soportan. Ambos tienen miedo al compromiso. Y lo más importante, ambos tienen miedo a querer y no ser correspondidos. En un mundo de gente perfecta, en un mundo donde las personas no tienen tiempo para imprevistos, Rubén se dará cuenta de que no todo es como siempre creía y será ahí, en esas rehabilitaciones donde nuestro protagonista aprenda que no hay nada más único y real que un imperfecto. Que lo que hace perfecto a alguien son esas pequeñas cosas que marcan la diferencia y no las que dictan los prototipos establecidos.

No me cabe la menor duda que el plato más fuerte de esta historia es la propia protagonista. Creo que hoy por hoy, Daniela, es una de mis guerreras favoritas de todos los libros que llevo leídos hasta ahora de la autora. Y es que este personaje no solo cae bien desde el primer instante sino que además, su personalidad inspira y contagia. Daniela desde bien pequeña aprende a afrontar la vida y sobre todo, aprende a sobrevivir tras la pérdida de un ser querido. Es un personaje que no deja de luchar en ningún momento, tanto por ella, como por los que más quiere. Y su positividad, entusiasmo y su modo de afrontar la vida hace que estas páginas merezcan la pena ser leídas. El que no me ha conquistado tanto ha sido, Rubén, el protagonista masculino, sí que es cierto que es un personaje que sufre una gran evolución a lo largo de las páginas pero me ha sido imposible conectar con él. Su ego, superioridad y lo cascarrabias que es al principio hasta con la mismísima Daniela, ha hecho que no disfrutara por completo de la historia.

En cuanto a su romance debo de admitir que no he sentido mariposas en el estómago en ningún momento pero me ha gustado ir descubriendo los sentimientos de ambos poco a poco. Es una historia que nace de la atracción sexual pero en la que me ha faltado mucha más profundidad a nivel sentimental.

La importancia de la familia y la amistad creo que es algo fundamental en las historias de esta escritora por eso los personajes secundarios serán, nada más ni nada menos, que la familia de la fisioterapeuta y la del futbolista. Me gusta como ambas familias se apoyan entre sí y sin duda, es una delicia ver todo el amor que entre todos se profanan. Aunque si tengo que destacar algún personaje que otro, sin duda, me quedo con las hermanas de Rubén. Ambas están llenas de contrastes, pero a su vez, resultan de lo más divertidas. Sin embargo, debo admitir que mis personajes secundarios favoritos de esta historia siempre serán Israel y Suhaila, ambos son hermanos y ambos proceden de la casa de acogida a la que Daniela ayuda, tanto de manera presencial como económicamente. Ambos personajes aportan ternura a esta historia y sin duda, serán los responsables de dejarnos con los momentos más dulces de estas páginas.

Que esta autora trate temas tan sentidos como lo son el cáncer y las casas de acogida, influye mucho a la hora de sentir a través de estas páginas. Por ello, creo que “¡Ni lo sueñes!” es una de las novelas más emotivas que ha escrito hasta ahora esta escritora. Ambos temas están afrontados bajo una perspectiva llena de positividad y creo que eso es lo que Megan Maxwell quería transmitir al escribir esta historia. Mirar el lado bueno de las cosas, sacar lo mejor de este y no perder nunca la esperanza porque todos merecemos soñar y hacer de nuestra vida una realidad.

La autora nuevamente nos teletrasnporta por completo a todos los escenarios de esta historia, dejándonos así, con un ambiente futbolístico o con el ambiente mucho más serio de un hospital. También hay tiempo para viajar y es que esta vez, Megan Maxwell, nos propone una escapada a Volterra. Y creerme cuando os digo, que la magia de sus calles hará que quieras hacer la maleta de inmediato y plantarte en mitad del aeropuerto en busca del primer vuelo.

La música de Alejandro Sanz también estará presente en esta historia, sin embargo, serán las canciones de Elvis Presley las que nos hagan bailar al ritmo del rock and roll y por supuesto, serán las canciones del el Rey las que nos hagan enamorarnos de esta historia y de sus protagonistas. Y… ¿qué es lo que pasa cuando se combina la música de Elvis Presley con Rubén, el protagonista masculino de esta historia? Pues como no podía ser de otro modo, lo que pasa es un final digno de película romántica y sin duda, uno de los mejores finales escritos por Megan Maxwell. Admito que todavía se me pone la sonrisa tonta al recordarlo.

Pero sin duda, lo que más me ha sorprendido de esta reedición es la cantidad de faltas ortográficas y de errores gramaticales que contienen sus páginas. Creo que estos pequeños fallos se hubieran podido subsanar con una corrección rápida antes de su publicación. Sin embargo, esta novela ha sido publicada tal cual estaba en su anterior editorial y la verdad, es que me da bastante rabia y mucha lástima el poco cuidado que ha tenido la nueva editorial respecto a este tema.

En conclusión, “¡Ni lo sueñes!” es una novela inspiradora, llena de mensajes con una protagonista fuerte y luchadora. Una historia que se devora gracias a la pluma de la escritora y a sus capítulos cortos. Y un libro en el que todo sucede muy rápido pero que sin embargo, sabe llenar de emociones y sentimientos a todo lector que se adentra en estas páginas.


¡MUCHAS GRACIAS A LA EDITORIAL POR EL EJEMPLAR!

Si quieres saber más sobre este libro pincha aquí